Por cachondas como estas es por lo que se realizan tantos negocios en Amsterdam, negocios y gusto van de la mano. Este tío se ha buscado a dos calienta pollas a la salida de su junta de trabajo, quiere emplear el tiempo al limite, quiere deleitarse de sus fantasias para adultos, ambiciona que el viaje le salga rotundo, un enorme negocio abarrotado de deleite.

Continuar leyendo