Una ingenua jovencita nos vende su casto culo
La inocente Emilce iba para monja, la fé la habia arrastrado a escoger el mundo del celibato hasta que probó lo que se estaba perdiendo y decidió abrazar nuestra doctrina, la del sexo. Como un acto de fé en nosotros nos ha dejado que grabemos un video sms mientras nos entrega su virginidad anal. Pudimos comprobar que de mosquita muesta no tiene nada pese a su aspecto de mogigata reprimida.

Continuar leyendo